paísturístico.com.ar

Día Mundial del Vino Malbec

Se celebra el 17 de abril para conmemorar la fecha en que el presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento hizo explícita su misión de transformar la industria del vino del país, en 1853. Un día especial para beberlo y también utilizarlo en tus comidas.

17/04/2020 - 11:50

«El malbec es oriundo de la región de Burdeos, Francia, producto de un antiguo cruzamiento de Magdeleine noir y Prunelard, y por supuesto, es la variedad emblemática de la producción vitivinícola argentina», explica Adrián Toledo, enólogo de bodega Vicentín Sottano* en el marco de la celebración, como cada 17 de abril, del Día Mundial del Malbec.

Como bien lo indica el Ministerio de Cultura de la Nación en su página web, en 1841 Domingo Faustino Sarmiento contribuyó en Chile a la formación de la Quinta Normal de Santiago, a partir del modelo de la Escuela Normal de París, destinada al cultivo de plantas y de vides. «A partir de esa experiencia, Sarmiento le propuso al Gobernador de Mendoza, Pedro Pascual, que contrate al ingeniero agrónomo francés, Michel Aimé Pouget, a quien ya había conocido en Chile. Fue así que Pouget se radicó en Mendoza en 1853 y fundó y dirigió la Quinta Normal. Esta institución mendocina fue la primera en introducir diversos cepajes franceses, entre los cuales el Malbec fue el que logró mayor difusión tanto en Mendoza como en San Juan. El proyecto para la creación de esta quinta se presentó en la Cámara de Representantes de Mendoza un 17 de abril de 1853, fecha que más tarde se establecería como el Día Mundial del Malbec«, agrega.

«Y fue en Mendoza donde el malbec encontró sus condiciones ideales para desarrollarse, incluso mejores que las que había y hay en Francia. Esta cepa tiene características únicas que hacen que nos enamoremos de él con todos nuestros sentidos, ya que seduce desde la primera impresión», sigue el enólogo.

«La característica que más me gusta del malbec es que es un vino equilibrado. Suelen ser vinos redondos, con volumen en boca, taninos dulces y largo final armónico: no hay una nota que tape a otra. Me gustan los malbec jóvenes de fruta fresca, como los de Gualtallary, al pie de la cordillera de los Andes, con un perfil más mineral. Los uso para reducciones agridulces en verano, con la fruta de carozo o con tomates, porque esa frescura acompaña muy bien carnes blancas o rojas», explica el consagrado chef de bodegas Lucas Bustos.

En un gran momento

En la vista, los colores del malbec, intensos y oscuros con destellos violetas, nos preparan para probar algo importante y prometedor.

«Entre sus principales aromas encontramos frutas rojas, violetas y negras lo hacen muy distintos al resto de los varietales, en los cuales suele predominar alguna nota herbácea o vegetal. Esta cepa nos regala frutas rojas, frescura e intensidad inundando nuestra nariz de aromas seductores«, sigue Toledo.

En boca finalmente es redondo, sus taninos son dulces y aterciopelados, es muy amable mostrando una fuerza delicada y persistente sin molestar ni mostrar aristas.

«Todas estas características lo introdujeron en el mundo del vino por la puerta grande, conquistando los más diversos paladares, desde los opulentos y complejos malbec hasta nuestro el primer y único blanco de malbec del país, una rareza que todo amante de la cepa debe probar».

Por su parte, el sommelier Fabricio Portelli, de Delirio Vinos (delirio.com.ar)* , la comunidad de vinos alta gama de Perfil, asegura en el sitio que «el malbec transita hoy su mejor momento: con 43.000 hectáreas, representa el 37,53 % del total de variedades tintas de elaboración plantadas en Argentina y el 21,40 % de la superficie total cultivada en el país. Asimismo, es la variedad que más ha aumentado su superficie ya que, en los últimos 19 años, se ha incrementado en un 163 % (el equivalente a 26.653 has.), pasando de 16.347 has. en el año 2000 a 43.000 hectárea en la actualidad».

En dicha distribución, Mendoza lidera la producción nacional de malbec con 36.585,50 hectáreas cultivadas (85,05 % del total de viñedos). Inmediatamente le siguen San Juan con 2.651,50 has. de plantaciones (6,17%), Salta con 1.386,30 has. (3,22 %), La Rioja, Neuquén, Río Negro y Catamarca.

Fuente; Revista Luz. Adrián Toledo, enólogo de bodega Vicentín Sottano