paísturístico.com.ar

Se cumplen 28 años de la histórica nevada en Mar del Plata: postales de un recuerdo imborrable

El 1° de agosto de 1991 la ciudad amaneció vestida de blanco.

01/08/2019 - 11:42

Un día como hoy, 1° de agosto, pero de hace 28 años, Mar del Plata amaneció cubierta de nieve. La nevada fue, es y será histórica, por haber sido la más importante y copiosa que se registró en la ciudad.

Esa jornada que para muchos resulta inolvidable mostró desde temprano postales típicas de la geografía local completamente desconocidas, adulteradas por un blanco inusual, por una “mullida” capa de nieve que convirtió al 1° de agosto de 1991 -también jueves- en una jornada casi festiva.

Al grito de ¡nieve! muchos abandonaron sus aposentos y se entregaron al divertimento que transformó la rutina cotidiana de varios, dejando de lado las clases y hasta algunas horas laborales. La meteorología generó un atractivo natural único.

Pasaron 28 años. En esa época, la presidencia de la Nación estaba a cargo de Carlos Saúl Menem, que hacía pocos meses había lanzado la “convertibilidad” -es decir la paridad de 1 a 1 entre el dólar y el peso argentino- de la mano del ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo, y el radical Angel Roig desandaba los últimos pasos de su segunda gestión como intendente municipal.

En aquella oportunidad, y según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se registraron en promedio 8,5 centímetros de nieve,aunque en algunos sectores llegó a los 20 centímetros.

La perspectiva de la nevada comenzó a palpitarse en la tarde-noche del 31 de julio, con la caída de los primeros y pequeños copos, que se reprodujeron durante la noche y madrugada y brindaron un blanco amanecer.

Minutos antes de la medianoche las calles céntricas comenzaron a teñirse de blanco y desde la medianoche y hasta las 9 del primer día de agosto, la nevada fue copiosa.

Ese día terminó con el registro de la menor temperatura máxima del siglo (3º7) y con 20 personas enyesadas por jugar en la nieve. La nevada fue la más intensa registrada en la historia de la ciudad superando a las de 1964, 1972 y 1975.

Lejos de las selfies y de los celulares actuales, los retratos fotográficos quedaron registrados en papel. Cada invierno Mar del Plata y su gente se ilusionan con la repetición del fenómeno meteorológico, pero hasta ahora eso no ha ocurrido. Y la del 1° de agosto de 1991 sigue siendo la más importante y copiosa de su historia.